sábado, 8 de noviembre de 2008

El silencioso desborde urbano de China ha significado una inyección de 100 habitantes por minuto a las grandes ciudades en la última década.